sábado, 30 de abril de 2011

Cuando lo cotidiano se vuelve mágico


Aportado por: Laura

La primera vez que salí de viaje fue increíble, nunca me había subido a un avión y como dijeran “me fui como el borras”, sin saber hablar bien un idioma y con la responsabilidad de mi hermanita menor, ¿ahora me pregunto como pudimos sobrevivir a esta y muchas otras aventuras?

Saliendo del Aeropuerto nos esperaba una amiga de mi hermana a la que nunca habíamos visto, la única referencia eran mis tenis color naranja mírame a la fuerza. Al final la localizamos con su letrerito, nos presentamos, supuestamente iríamos a casa .Y empecé a preocuparme cuando dimos tres vueltas por el mismo lugar y la única intención era tomar el metro, cuando al fin pudimos encontrar la entrada correcta nos dio nuestros boletos los cuales metías y esperabas a que salieran, no podías perderlo en caso de que te lo pidiera el vigilante.

Todo era como ser un niño de nuevo y ver con ojos de sorpresa, ¿por que los trenes eran de dos pisos?, ¿por que para entrar o salir tienes que abrir la puerta?, ¿Por qué, si te deja el tren o el metro no puedes tomar el que viene atrás?, respuesta - por que no va al mismo lado, algo muy complejo,todo exacto como relojito si no llegas a la hora ni aun que corras se detiene, todo va como cronómetro.

Al observar a la gente, toda distinta, es sin duda un reflejo de las aldeas globales, com inmigrantes, una mezclas de culturas, y no obstante es como si se fuera invisible, la gente parece no verte y uno observa por que la curiosidad no te deja…

Por que siendo una ciudad tan cosmopolita, parece haberse detenido el tiempo, todo es demasiado clásico, con una homogeneidad en sus colores llegando al extremo perturbador. Salimos de París y nos dirigimos a un pueblito cercano de Versalles, ahí vivía mi hermana con su amiga, recuerdo que ese día fuimos al súper, todos los carritos estaban amarrados unos con otros, para liberarlo tenias que ponerle una moneda así te obligaban a regresarlo al mismo sitio, dentro del súper compramos agua, disque la de la llave estaba limpia, pero tenia unas sales muy raras que parecían arenas, compraron mucho pan y hasta vino, pero la zona de verduras parecía muy raquíticas para mi gusto. Salimos de ahí, pero para llegar a su casa de nuevo teníamos que caminar mucho y estaba en la cima de un cerrito, yo votaba por llevarnos un carrito y después disque lo regresaríamos, nadie apoyo mi moción.

El tiempo que estuvimos ahí solo fueron dos semanas la mitad del tiempo el cielo era gris y estaba siempre lloviendo, pero los flechazos que llegan a mi mente (vi una musulmana descalza caminando detrás de su esposo mirando al piso y con un frio de los diez mil demonios, entre a un baño común, además de que trate de abrir todas las ventanas, puertas y funcionamientos de los baños que se me hacían extraños, pensar ¿por que a las diez de la noche todo parecía muerto? ¿Por que la gente no salía? ) Quizás por que me impactaron.

Es extraño que platique esto y no lo que visite, yo creo que es esto que observas, esto que no viene en ninguna guía, esto que se te grava en la mente y que te compara, te hace ser capaz de ver mas haya de lo cotidiano de la vida.

miércoles, 13 de abril de 2011

En un candado…Te amo, juntos y para siempre


Años atrás se unían los nombres de la parejas marcadas en un árbol, pintadas en una pared, u otras manifestaciones en las cuales se pudiera manifestar el amor del uno por el otro pensando siempre en una relación hacia la eternidad, quizás para los que no están en este momento enamorados o amando a alguien estas manifestaciones podrían tildar en lo cursi, sin embargo nadie puede negar que en algunos momentos de nuestra vida negar el lado romántico.

Actualmente nuevas manifestaciones para expresar nuestro amor, han logrado romper la monotonía de algunos paisajes europeos en donde se ve físicamente esta nueva tradición con una gran carga simbólica.

La tradición que naciera por influencia de la novela «Tengo ganas de tí» de Federico Moccia, en donde se relata como los protagonistas sellan su amor con un candado en el puente Milvio de Roma y luego tiran la llave al río Tiber, ha traspasado fronteras, en muchos de estos candados se pueden leer los nombres de las parejas, fechas de aniversarios y frases, es por esto que se puede ver en algunos de los puentes en Italia y en Moscú, donde se han colocados estructuras en formas de arboles para colocan en estos los candados protegiendo de así muchos de los puentes; se han hecho paginas de internet en donde colocar un candado en señal de una unión con el ser amado (http://www.lucchettipontemilvio.com/) , pero aun así la manifestación física en cada uno de estos lugares han tomado un éxito para muchos símbolo de el amor y una forma contemporánea de expresarlo y otros al contrario como parte de un vandalismo. Pero dijera Calderón de la Barca “Que cuando el amor no es locura, no es amor” y quien no estará dispuestos en aras del amor sellar una promesa en un candado que una vez cerrado se avienta la llave.

http://paisimaginario.blogspot.com/2007/06/encadenados-por-amor.html

lunes, 11 de abril de 2011

También aquí cuesta caro morirse….


¡Morirse! Todo lo que podría acarrear este hecho en lugares tan llenos de tradición. – (Xochimilco)- Aquí cuando te mueres, todo es trágico, las personas en verdad se duelen, (las cercanas claro), nunca falta que tú familia sea tan numerosa que no la conozcas toda y ella tampoco al muerto. Se manda a avisar a toda la familia, se les invita a compaña a los deudos y posteriormente se organiza la comida, se asigna alguien al mando para realizarla durante los días que se vele el cuerpo, el día del entierro y los nueve días posteriores (normalmente una señora de edad que sabe las proporciones de comida a realizar en este tipo de casos, organiza a las que le ayudaran).

Podríamos dividirlo en tres etapas:

1.- La previa antes de el sepelio en donde las personas parecen desfilar y dan el pésame llevan ceras, ramos de flores o coronas con lo que demuestran su pesar. En la casa del difunto se coloca un moño negro señal de luto, se hacen rosarios por la noche y el día, las personas se acercan a la caja del difunto a verlo. El cuál antes de meterlo al ataúd (en algunas ocasiones se viste de algún santo), se le pone unas sandalias llamadas alpargatas, una varita de naranjo, una gordita de chicharrón o lo que le haya gustado en vida, si la persona fue soltera el ataúd será blanco.

2.-El día del entierro se lleva a la iglesia para posteriormente llevarle al cementerio, aún el servicio funerario mande una carrosa fúnebre normalmente familiares cercanos cargan el ataúd y en algunos casos antes o después de la misa pasa haciendo vistas a el domicilio de familiares. Este último peregrinar antes de llegar al campo santo, puede ir acompañando al difunto con música, desde mariachi, banda de viento, norteños y hasta cohetes.

Al llegar al cementerio se hacen los últimos rezos y se procede a depositar el féretro en la fosa para dar el último adiós (algunas pertenecías serán enterradas también). Posterior a esto se les invita a los acompañantes a ir a comer a casa del difunto en donde con anticipación se ha preparado comida, el menú puede ir desde el mole, arroz, pollo, tamales de frijol, o el típico de frijoles con mole.

3.- Nueve días a partir de el entierro se harán rosarios nocturnos, después de los mismos se les invitara una merienda o cena ligera, se realiza una misa a los nueve días del fallecimiento en donde se les invitara a los familiares y amigos por medio de una esquela, se va a misa y se vuelve a invitar a comer.

domingo, 10 de abril de 2011

Los Bailes del Guajolote


¿Alguna vez han visto bailar un guajolote? Yo muchas veces, es muy común por estos rumbos en las visitadas (esta es la que se hace un día después de la boda), se reúnen familiares y amigos de los novios en la casa de la novia en donde con él dinero recolectado el día de la boda con ese fin, compran algunos muebles o artículos para el hogar que pueden ir desde una cuchara hasta un refrigerador o sala de acuerdo al presupuesto alcanzado, visten una escoba de novia y un mechudo de novio, se llevan un cuero con pulque (actualmente un jarro) ,música y un guajolote, el objetivo radica en hacer una vista a los novios a casa de la novio.

Encabezando este grupo están los representativos de novios (los que llevan el mechudo y la escoba) se llevan una cera blanca y un ramo de flores, las personas se organizan para llevar cargando los mueble, regalos, comida, cuero con pulque y guajolote, (existe la variante del guajolote muerto en un chiquigüite) pero la tradición es que sea un guajolote vivo que es cargado sobre la espalda y obligado a brincar al mismo tiempo del que bailando lo carga.

En la zona de Zapotitlán en Tláhuac existe algo similar pero con algunas variantes, el baile del guajolote (también vivo), se lleva a cabo un día antes de la boda y este es llevado a casa de los padrinos, junto con una canasta de pollo cocido, arroz, frijol, mole, tortillas y pulque (en señal de agradecimiento)se reúnen los familiares y amigos con los novios y van bailando con el guajolote, se le da tequila durante el recorrido para posteriormente al llegar a su destino, matarlo para cocinarle.

En Oaxaca se hace algo similar en la boda, los novios bailan el guajolote en señal de gratitud para con sus padrinos, en este caso los novios se acomodan a cada lado del guajolote le toman cada quien de una ala y le hacen dar saltos al ritmo de la música.

sábado, 9 de abril de 2011

Historia de la Fabrica de Papel Loreto y Peña Pobre


Esta propiedad perteneció en 1565 a Martín Cortés, hijo de Hernán Cortés, en dicho sitio se localizaba un molino para trigo, llamado Miraflores, a después de su muerte dicha propiedad paso por distintas manos, hasta que en el Siglo XVII, paso a ser propiedad de Don Francisco Álvarez quien en el sitio construyó un obraje de Telas, pero en 1604 se le enjuicio por carecer de licencia y cédula real.

Al término del siglo XVIII, había tenido muchos propietarios y se cree que en esta época fue cuando el Molino de trigo se convirtió en molino para elaborar papel, haciendo uso del antiguo obraje.

En 1750 fue adquirida por el canónigo José Miguel Sánchez Navarro y se le dio el nombre de “Nuestra Señora de Loreto”, que desde entonces se volvió la patrona de los operarios.

En 1905, se incendio y quedo devastada toda la maquinaria, por los que sus dueños, José Sordo y Agustín Rosada, la vendieron en Ruinas a Alberto Lenz de origen Alemán, quien hizo una exhaustiva labor por la reconstrucción y rehabilitación del lugar, volviendo a poner en marcha la fábrica y en 1928 se fusionaron la fábrica de Loreto (ubicada en la actual Plaza Loreto) y la de Peña Pobre (ubicada en lo que ahora es la Plaza Inbursa o Cuicuilco) constituyéndose así la sociedad anónima de Fábricas de Papel Loreto y Peña Pobre.

Contaba con distintas salas, donde seleccionaban el papel, un área de "calandras" y donde se producían de los mejores papeles, por ejemplo, comentó, del satinado que utilizaba la editorial Porrúa, del cristal para los libros "que brillan", otros como el papel de china, el crepé, el sanitario o las toallas para las manos en los que utilizaban paja, borra, trapos, madera y pacas de celulosa, o incluso el de papel para cheques con una tinta invisible.

Contaba con Área de merma donde seleccionaban el papel sobrante (muchos aprovecharon los desperdicios que arrojaba la fábrica para también crear sus propios negocios, que desaparecieron al momento que desapareció la fábrica de papel Loreto y Peña Pobre.)La empresa cerró parcialmente en 1983, la fábrica continuo temporalmente sus actividades, fue hasta 1985 cuando cerró de manera definitiva.

El señor Lenz mando a construir construyó casas gratuitas para sus trabajadores, y además de contar con una capilla en honor a la Divina Providencia.

Posteriormente se transformo en Zona de rescate ecológico y los Inmuebles de la Fábrica de Loreto atravesaron por un proceso de reequipamiento urbano y rescate histórico para convertirse en un centro cultural y comercial.

viernes, 8 de abril de 2011

La reutilización, una nueva forma de contar una historia


Las personas evolucionan se transforma y su entorno también. Bien dicen que los edificios cuentan historias, ellos son un almanaque de sucesos que se reflejan como nace el espacio, como se vive y como cambia.

Nos cuentan la historia de quienes habitan en sus espacios, sus costumbres, su clima, su región geográfica, los avances tecnológicos en materiales y sistemas constructivos, problemas políticos, y como se va transformando con forme el tiempo, el espacio mismo evoluciona, se modifica, se adapta o de lo contrario se colapsa para dar paso a un nuevo elemento o morir en el olvido.

¿Cuál es la capacidad de adaptación no solo de un espacio abierto o cerrado y como el hombre se adapta a él? ó ¿él espacio al hombre?.

Un ejemplo de ello lo vemos en lo que fuera la fábrica de papel Loreto y Peña Pobre, la cual tiene un antes y un después.

Este proyecto hizo posible su restauración, en 1996 donde el Grupo Carso A.C. quien es el actual propietario recibió el premio ICOMOS por el rescate de la Fábrica.

La exfábrica, sólo conserva dos torres que se observan a lo lejos, una rosa y otra azul, en las que tiene dibujada un ancla con la letra L y parte de la maquinaria que se utilizaron en aquella época.

Se han hecho las adaptaciones necesarias para que funcione como un centro comercial ubicado en lo que era antes una fábrica de papel. Tiene 38 tiendas, entre las cuales hay boutiques, joyerías, de muebles y otros. A menudo se exhibe arte en los patios, parte del centro se utiliza como sede de eventos culturales y es sede del museo Soumaya. Hay varios restaurantes en la zona, pero quizás el más interesante sea el que está en la casa del antiguo propietario de la fábrica. Una tarea similar se llevo acabo en Plaza Cuicuilco.

jueves, 7 de abril de 2011

¿El verdadero valor del fútbol?


Podemos seguir y seguir escuchando de fútbol y en este momento del mundial encontrarnos con esto hasta en lo que comemos y bebemos, lo que pudiera ser una especie de transe para olvidar nuestro entorno real.

Esta pasión se contagia de tal forma que nos evade de la realidad como parte de un alivio consiente en el mejor de los casos o quizás movido por el afán de tener el poder sobre nosotros.

Siendo objetivos es solo un juego, pero ¿Cuál es el verdadero valor del futbol?, el deporte, la competencia, los ingresos en vuelos, comida, productos, servicios, mantener nuestra mente en un estado alterado. Puede ser una o todas o quizás más las posibles respuestas.

La euforia es protagonista y se expresa a cada paso, los que son parte física como espectadores, son capases de gastar todos sus ahorros en un viaje hacia otro país o continente, las personas se llevan la bandera, los sombreros, y todo lo que pueda identificarlos como país así sea la cosa mas extraña y difícil de transportar, hay que hacer ruido, hay que verse, hay que sentirse identificados. Y no solo los que están lejos de su patria sino los que son espectadores lejanos también parecen sucumbir ante su seducción y nada más asomar la nariz a las calles, todo parece desértico, solo se alcanzan a escuchar los murmullos del televisor, de radio, y con los avances de la tecnología se puede ver en línea o saber el marcador por las redes sociales.

Del área virtual al espacio físico, la gente sale de sus trabajos, los alumnos no van al colegio, se piden permisos o existe ausentismos.

Si pierde el equipo referido, se ven lágrimas, se ven caras tristes y parece perderse el encanto ante esta euforia desmedida, en el caso contrario siendo su equipo ganador, se hace toda clase de ritos, cantos, bailes , se organizan las fiestas en lugares hitos de cada uno de sus países en donde a veces los limites de la razón parecen perdidos ,estando en este transe es difícil definir cual es el verdadero valor del futbol, desde el mundo donde giran los intereses económicos y cual el individual que es el más importante.

miércoles, 6 de abril de 2011

La Emperatriz Sissi


Aun cuando las películas han hecho creer, un cuento de hadas, la vida vida de Sissi (Isabel de Wittelsbach (Elisabeth Amalie Eugenie Herzogin in Bayern, apodada familiarmente Sissí),) parece alejarse de esta realidad, quien siendo muy joven fue elegida por el Emperador Francisco José I de Austria, quien se dice en realidad debía de casarse con su hermana Helena, pero que al conocer a Sissi se prendó de la hermana pequeña, vestida de manera campesina, peinada con trenzas. Francisco José era 7 años mayor.

Se casaron en 1854, cuando ella tenía 16 años, y se dice que Francisco José vivía muy apegado a su madre, Sofía, quien quiso moldear a la joven Sissi para que aceptase con profesionalidad su cargo de Emperatriz, pero no lo consiguió y entre ellas se inició un desencuentro que habría de durar hasta la muerte de Sofía.

Sissi tuvo cuatro hijos: Sophie (que murió a los dos años), Gisela, Rodolfo y Valéry. Existe una versión que dice que todos sus hijos fueron arrebatados por su suegra ya que ella sabría educarlos, pero otros aseguran que no sólo no deseó jamás descendencia, aborrecía a los niños y odiaba el olor de los bebés. Se cree que la manía de mantenerse bella y delgada surgió a raíz de sus tres primeros embarazos, por lo que a los 25 años Sissi empezó a obsesionarse con mantener perfecta su figura, mantener su peso de 50 kilos con una estatura de 1,72 y cintura de 47 centímetros, y con el enfermizo afán se inventó una serie de dietas de adelgazamiento y hábitos alimenticios. Así como un afán desmedido por el ejercicio, tenía un gimnasio con todos los aparatos, tenía el hábito de caminar por horas y practicaba equitación. (Posiblemente esto de debía a sufrió de anorexia y bulimia)

El 10 de septiembre de 1898, mientras paseaba por Ginebra fue atacada por Ligi Luccheni, un anarquista de 25 años, que le clavó una navaja en el corazón. al morir la mujer, nació la leyenda , se dice que su esposo la quería tanto y al ser esta muy parca en su vida social hizo muchas labores en su nombre y poco a poco se fue cambiando la imagen de la Emperatriz.